San Josemaría Escrivá y el Opus Dei

San Josemaría Escrivá y el Opus Dei

Santidad a través de la vida ordinaria

Enjuagar los platos. Ayude a sus hijos a entender decimales y fracciones. Cocinar un asado para un vecino en casa. Revise el escritorio de 9 a.m. a 5 p.m. todos los días.

¿Alguna vez has sentido que las tareas son infinitas? ¿Estás en piloto automático? ¿Existe la sensación de que sus contribuciones a este mundo pasan desapercibidas y no tienen valor en el gran esquema de las cosas?

San Josemaría Escrivá alterará y elevará su perspectiva de la vida cotidiana, mientras permanece en la vida que tiene ahora.

La vida de san Josemaría Escrivá

Josemaría era un niño inteligente, trabajador y de carácter alegre. Su vida familiar fue viva y alegre, con cinco hermanos y hermanas y padres católicos felices y fieles. Su vida cambió repentinamente cuando sus tres hermanas murieron a una edad temprana y su familia, que sufría menos dificultades económicas por el trabajo del padre, tuvo que mudarse a otra ciudad de España para encontrar trabajo.

Las interacciones con los Carmelitas Descalzos de su nueva ciudad lo pusieron en armonía con la voz de Dios preguntándole en su corazón qué sacrificios podía hacer. A pesar de su sufrimiento, mantuvo la actitud dinámica y el impulso que lo hizo exitoso en su juventud, y aplicó estos dones a sus estudios en el seminario y la facultad de derecho.

“Entiéndalo bien: hay algo sagrado, algo divino en las situaciones más ordinarias, y depende de cada uno de ustedes descubrirlo”. -San Josemaría Escrivá



Haz clic para tuitear

En su camino al cielo, Josemaría sintió que el Señor lo dirigía con fuerza hacia el estímulo de la santidad en todos, en su propio estado de vida. Como otra santa moderna, santa Teresa de Calcuta, que abogaba por “hacer las pequeñas cosas con mucho amor”, el P. Escrivá también promovió la perspectiva de que cada uno de nosotros, sea cual sea nuestra vocación, podemos consagrar nuestros deberes. la vida cotidiana y sus sufrimientos a Dios, y que es el camino de cada uno hacia la santidad. No podemos ir al cielo siguiendo el camino marcado para otro; tenemos que caminar – ¡no, besar! – el camino que nos abrió el Señor.

Obra de dios

Tarjeta de expansión Opus Dei

En un esfuerzo dedicado a promover este nuevo ministerio, Josemaría Escrivá lanzó una organización para laicos y sacerdotes titulada oficialmente Prelatura Personal de la Santa Cruz, pero comúnmente conocida como Opus Dei (Latín para “Obra de Dios”). La misión del Opus Dei era la misma en 1928 que hoy: establecer los valores cristianos en el mundo secular.

La organización se había extendido a 80 países en el momento de la muerte de san Josemaría en 1975 y ahora cuenta con 90.000 miembros, un homenaje al deseo de las personas de vivir su fe católica plenamente vinculada a todos los aspectos de su vida. El sitio web del Opus Dei describe lo que significa luchar por la santidad a través de su trabajo diario:

Significa trabajar como Jesucristo: trabajar duro y bien, con honestidad y justicia, para amar y servir a Dios ya los demás. Las personas que hacen esto santifican su trabajo y ayudan a santificar el mundo desde adentro. Hacen presente el Evangelio en todas sus actividades, sean brillantes o humildes y ocultas. A los ojos de Dios, lo que importa es el amor que la gente pone en su trabajo, no su éxito en términos de dinero o fama.

Virtudes encarnadas por nuestro santo

San Josemaría

San Josemaría Escrivá, como todos nuestros queridos santos, es un ejemplo de muchas de las virtudes que buscamos perfeccionar en nuestra propia vida. Un modelo de gozo, determinación, visión y fe, encarnó el verdadero gozo que proviene de vivir el Evangelio. San Josemaría alimentó su propia vida interior pasando mucho tiempo con el Santísimo Sacramento y buscó el consejo de nuestro Señor durante estas preciosas horas. A pesar de una vida llena de pérdidas dolorosas y muchos obstáculos en su camino, nuestro santo perseveró a través de sus propias deficiencias siguiendo el camino que percibió como su camino al cielo.

“Un santo es un pecador que sigue intentándolo”. – San Josemaría Escrivá



Haz clic para tuitear

Los líderes notables deben tener una visión clara, y como fundador y líder de esta organización espiritual mundial, San Josemaría ejerció su carisma y energía para la gloria de Dios, construyendo este movimiento una persona a la vez.

¿Cómo puedes santificar tu vida?

San Josemaría y el Opus Dei tienen un objetivo: ayudarte a convertirte en santo.

No por viajes misioneros al otro lado del mundo. No mediante donaciones masivas de caridad y vendiendo la ropa de sus hijos. No dejando su trabajo diario para convertirse en ermitaño.

Te llama a unir tu vida interior con tu vida secular, a derribar el muro entre tus tareas diarias y tu vida de oración. Este enfoque tiene una practicidad atractiva.

Muchas madres ocupadas, por ejemplo, lamentan el hecho de que cuidar a muchos niños pequeños les deja poco tiempo para ir al retiro, pasar tiempo en la adoración, asistir a los grupos de oración en sus parroquias. Pero san Josemaría animó (ya que el suyo era un ministerio de aliento, para citar a un sacerdote del Opus Dei, el reverendo Mons. Peter Elliott) estas mujeres que trabajan duro para encontrar a Dios en sus cocinas, en su vecindario, caminan en la naturaleza con sus hijos, en su jardinería.

“La gran santidad consiste en cumplir los pequeños deberes de cada momento”. – San Josemaría Escrivá



Haz clic para tuitear

Dios no nos obliga a dejar nuestro trabajo ni a nuestras familias para encontrarlo; más bien lo encontramos en medio del trabajo y la familia. San Pablo nos exhorta a ‘Orar sin cesar», Y san Josemaría nos ofrece una forma de encontrar de forma pragmática la forma de hacerlo a medida que avanzamos en nuestras tareas diarias.

Comente este artículo mientras comparte con otros sus tareas aparentemente mundanas que se convierten en momentos de santidad. ¿Es cuando haces jardinería, lavas los platos, paseas al perro?

¡Búscalo en las cosas más simples!

Estos productos le servirán como recordatorios diarios para mejorar su perspectiva de la vida cotidiana:

Medalla San Josemaría Escrivá

San Josemaría Escrivá Rosario Crucifijo Cuadrado Reliquia