San José, modelo de paternidad cristiana

San José, modelo de paternidad cristiana

Redescubrir a San José y por qué es un modelo para los padres de hoy

En la tradición católica, San José no se limita a su simple presencia en el pesebre. Su historia y sus santas virtudes también van más allá de la historia de la Navidad. Es un modelo de paternidad cristiana frente a muchas adversidades modernas en la actualidad.

En esta publicación de blog, exploremos cómo se cuenta la historia de su vida a través de los Evangelios y cómo enfrentó los mismos desafíos que muchos padres aún enfrentan hoy.

Un viaje de tribulación

En los Evangelios, el extraordinario viaje de San José comienza cuando está comprometido con María en Judea. Pero como el Historia de la Natividad pronto se dice, es visitado por un ángel y se le dice que su esposa ha concebido por el Espíritu Santo y dará a luz a Jesús.

Sin embargo, esta fue solo la primera de muchas pruebas que enfrentó José. Después de haber elegido valientemente no divorciarse de María por temor al escándalo, se pierde cuando llega a Belén, donde todas las posadas están llenas. Tuvo que soportar la experiencia de que su esposa diera a luz en las inhóspitas condiciones de la guardería en lugar de una cama y un dormitorio decentes.

Entonces se siente abrumado por la repentina aparición de pastores y sabios, que saludan a su hijo adoptivo como el Mesías prometido. Esto pronto llama la atención del cruel rey Herodes y José se ve obligado a huir, temiendo por la vida de su familia.

Si bien es cierto que Herodes murió poco después, José aún no podía arriesgarse a exponer a su familia a personas poderosas que les deseaban daño.

Entonces se mudó a Galilea y el resto es historia.

Las virtudes en la vida ordinaria de San José

Quizás lo más extraordinario de San José fue que, sin embargo, vivió una vida ordinaria después de su terrible experiencia en los Evangelios. Hay algo extraordinario en él porque lo hace muy relacionado con muchos hombres de hoy.

Estampa de oración de San José obrero con medalla de peltre

Por un lado, era el sostén de la familia. Y como cualquier cabeza de familia, San José siempre se ha preocupado por las preocupaciones de la vida diaria.

¿Cuánto dinero puede ganar hoy? ¿Será suficiente para sus necesidades diarias? ¿Puede proteger a su esposa e hijos? ¿Podrá pagar sus cuotas?

No es de extrañar que sea el santo patrón de la paternidad, así como trabajadores ¡por todas partes! Más de mil años después, muchos hombres que trabajan incansablemente para mantener a sus familias todavía hacen estas preguntas. Desde el nacimiento de su primer hijo hasta su educación en sus años de formación, encontrar los medios para mantenerlo todo está siempre en el corazón de la vida de todo padre.

Sin embargo, como San José, recordemos también que no trabajamos solo por nuestro propio bien. Lo hacemos por la gloria de Dios y por las familias que cuidamos. A veces llegamos a casa tan cansados ​​al final del día que nos preguntamos si alguna de nuestras peleas vale la pena. En estos momentos es preferible repasar la historia de San José y cómo lo soportó todo confiando humildemente en la voluntad de Dios.

Un modelo de paternidad cristiana

Otra cosa que hace que San José sea relevante hoy en día es que cada vez más personas están olvidando el importante papel que juega la paternidad cristiana en la familia.

Un buen padre cristiano no es solo el proveedor. El padre también debe ser un maestro que prepare a sus hijos para las responsabilidades a medida que envejecen.

Esto es más importante que nunca, ya que nos enfrentamos a un mundo en el que cada vez falta más sentido de la responsabilidad.

Medalla San José en Plata de Ley

Los padres de familias cristianas tienen el deber de inculcar los valores católicos en el hogar y ayudar a sus hijos a comprender la importancia de trabajar para la gloria de Dios.



Haz clic para tuitear