quien es san blas sebaste

San Blas

San Blas fue médico y obispo en Armenia. San Blas ha sido extremadamente popular durante siglos y se le ha acreditado con muchos remedios.

¿Quién es San Blas Obispo?

San Blas obispo, vivía en una cueva en el monte Argée y era conocido como sanador de hombres y animales.

Según la leyenda, los animales enfermos acudieron a él solos en busca de ayuda.

Cuando Agricola llegó a Sebaste para perseguir a los cristianos y mientras buscaba animales salvajes para los juegos en la arena, redescubrió a San Blas profundamente en oración.

San Blas fue arrestado, le dijeron que renunciara a su fe y lo metieron en la cárcel.

Mientras estaba en prisión, administró y curó a otros reclusos, incluido el rescate de un niño que se estaba ahogando con una espina de pescado; esto llevó a la bendición de las gargantas en el día de la fiesta de San Blas.

Lo arrojaron a un lago, pero San Blas se paró en la superficie y los llamó para que salieran y probaran el poder de sus dioses; se ahogaron.

San Blas cuando regresó a su tierra, fue martirizado al ser golpeado, su carne rasgada con peines de lana y luego decapitado.

Dia de San Blas

El Santo San Blas es uno de los catorce santos asistentes. El día de San Blas se festeja cada 3 de febrero y se le invoca para todas las aflicciones de la garganta, y en su fiesta, dos velas son bendecidas con una oración para que Dios libere de todas estas aflicciones y de todos los enfermos que reciben esta bendición.

¿Tienes dolor de garganta? Reza a San Blas por su intercesión

Oración a San Blas

Glorioso san Blas,
Tú que te retiraste a una cueva
alejándote del mundo
para mejor hablar con Dios,
haz que encontremos
nuestra propia plática con Él.

Tú que confiaste en la fuerza de Dios,
y en su infalible capacidad y poder,
y que por medio de obras y milagros
conseguiste convertir a los que no creían,
transforma nuestra desesperanza en fe,
cambia nuestros lamentos por gozo
y convierte nuestra escasez en abundancia.

Glorioso San Blas de Sebaste
que a la llamada del Señor
respondiste ofreciendo el cáliz del martirio
y fuiste perseguido y cruelmente torturado
otórganos tu santa intercesión.

San Blas médico y mártir,
portento de bondad y compasión
que tanto consuelo, amor y milagros diste,
que incluso en el largo camino a prisión
la gente imploraba tu bendición,
el remedio de sus males
y la curación de sus dolencias,
te rogamos nos favorezcas
en estos momentos de gran pesar:

(hacer la petición)

¡Oh san Blas, obispo de Sebaste!
os suplicamos vuestra mediación
para que llevéis ante el trono del Altísimo
esta necesidad que hoy nos aflige,
que nuestras suplicas sean oídas y atendidas,
y que no nos falte nunca la voz
para cantar contigo las alabanzas del Señor,
buscar su voluntad,
implorar su perdón y misericordia Divina
y pedirle fuerzas para servirle mejor.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.